jueves, 1 de diciembre de 2011

Necesito ayuda. Y no sé a quién acudir. Por mucho tiempo que llevo esperando al maestro que me devuelva al buen camino y me abra  los ojos a la felicidad y a mi potencial oculto, es como esperar a que un día de estos aparezca el verdadero Papá Noel. Desde que te conozco soy una esclava y no sé cómo escapar de esta puta tortura. Ayer hablando con una amiga le decía: "estoy tan demacrada que si me ve "tu amiga la madrileña" se asusta", y ella contestó: "ni que ella estuviera mejor..." o algo así, no me acuerdo, y yo la inquirí con la mirada, ¿qué coño quieres decir?, solo de pensar que la vio en internet  me empecé a sentir mareada, y el mareo aún me dura hoy. Me siento agotada y desesperada porque por mucho tiempo que pase de repente un día sin venir a cuento me vuelvo a sentir hundida como si fuera ayer cuando me miraste con esa cara de desprecio. Un desprecio que yo forcé por mi manía de poner a las personas al límite para saber hasta donde aguantan, hasta donde llega ese amor, y esto mezclado con mi angustia propia del miedo a decepcionar. Fuí una imbécil, esperaba que fueras más inteligente y supieras ver detrás de las señales, lo único que me conforta es pensar que yo busco el AMOR y no el amor.
No sé cómo coño voy a salir de esta mierda, antes aún tenía dignidad, pero ahora ni eso, se juntan tu desprecio, mi culpabilidad y vergüenza por mi comportamiento y el resultado físico y mental de todos estos años jodida pensando en eso. Y además que al desaparecer el tapón, que me hacía mirar para otro lado, un lado precioso y maravilloso, la sangre vuelve a chorrear, dejando cada vez menos para una transfusión futura, si la hubiera, algo bastante improbable en este momento. Vine al mundo para amar y me voy jodiendo. ¡Qué sopor! 
Estoy tan jodida que me digo, me voy a sacar el puto carnet de coche y de moto, y después el de buceo. Voy a hacer cosas, que llevo mucho tiempo paralizada y sin ganas de nada por este dolor. Me pongo con el de coche, cagándome en todo porque ya tengo 32 años y estoy rodeada de niñ@s que tienen sus sueños sin desvirgar, el teórico de sobra, y al empezar las prácticas pregunto, ¿con cuántas prácticas suele ir la gente a examen?, 30 o así, ¿30?!!!, yo espero ir con 10, pues ya llevo 23 y soy una puta inútil, y pienso en ¡qué pena que no estés aquí! para darme unas prácticas con lo bien que se te da a ti conducir, que ya estuve hace años en la autoescuela, pero no podía soportar ver en los libros las fotos de los coches que me recordaban nuestros viajes por carretera, era insufrible, y aún por encima algún mensaje malicioso que me enviabas al móvil en las horas de clase.
Tienes tanto poder sobre mi que es algo enfermizo, comparable a la bolsa, dependiendo de tal rumor puedo subir o caer en picado sin ninguna lógica ni medida, de forma totalmente absurda.

6 comentarios:

La Abutrí de Getafe dijo...

Dios!!.Qué pasa de nuevo??.
Estas vaciando y eso es bueno Uva,pero hay que mirar hacia delante con un par de ovarios,hacer un corte de mangas,sacar la lengua y seguir con tu camino...Deja de perderte en ti misma y mira cuanta belleza tienes.
Besos.

Lucía Mon Amour dijo...

Tus comentarios siempre son maravillosos, pero es que me desespero, si consigo estar bien y de repente sin venir a cuento al pensar en cualquier momento siento ganas de vomitar de lo que echo de menos eso, me pregunto ¿qué coño me espera en el futuro? Es todo un puto cículo vicioso, mi vida es un desastre causado por ese sentimiento, no ví por mí, me dejé llevar por el tiempo sin hacer nada por mi, y tenía grandes posibilidades, pero el dolor me cegaba, y ahora que descubro la belleza de la vida soy yo la que doy pena. Bla,bla,bla,bla...
¿Cómo estás tú?

La Abutrí de Getafe dijo...

Bueno pues estoy.Por ahora bien aunque es verdad que desde la muerte de mi padre he aprendido a vivir con el dolor,es como un pellizco que cuando menos te lo esperas te apreta fuerte.
Pero no me quejo me guste o no es algo que tiene que seguir conmigo hasta el final de mis días.
Por lo demás mi vida personal está tranquila,sosegada,de vez en cuando me enfado mucho con la humanidad y pienso que ya está todo perdido y acto seguido veo la sonrisa de una persona mayor y pienso que si el es capaz de sonreír al final de sus días porqué no lo voy a hacer yo.
Digamos que vivo en una balsa de aceite y que de vez en cuando exploto.
Cuando visites Madrid si te atreves nos tomamos esa caña!!.
Besos.

Lucía Mon Amour dijo...

La verdad es que no sé cómo lo soportas, supongo que estando rodeada de gente a la que quieres.
Eso es verdad "si me atrevo..." ¿qué carajo me pasa para tener tanto miedo?
Me gusta eso de "hay que mirar hacia adelante con un par de ovarios".
Abrazo.

Anthony Martinez dijo...

Me siento igual que tu

Anthony Martinez dijo...

Me siento igual que tu

Publicar un comentario