miércoles, 24 de agosto de 2011

Todo esto me parece una locura. Es como cuando te empiezas a drogar de vez en cuando hasta llegar al punto de ser un yonqui sin dientes y estar tirado en la calle, o cuando empiezas a apostar 20 euros y de repente te ves en la cárcel porque robaste para poder seguir apostando, te preguntas: ¿cómo coño llegué a esto? ¿cómo teniéndolo todo, siendo "normal", llegué a esta situación? ¿cómo no me dí cuenta a mitad de camino, o antes? Así me siento yo contigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario