domingo, 22 de mayo de 2011

Hay momentos en la vida en los que crees que ya nada volverá a ser igual, no ves futuro, pero solo es ceguera, y pasa el tiempo y te dices ¡qué idiota!, pero luego hay otros momentos en los que sabes que ya nunca nada será igual, y te aferras a la idea de que quizás sea como aquella ceguera, pero no.

No hay comentarios:

Publicar un comentario