martes, 15 de marzo de 2011

Don Juan / Tartufo por Moliére

Don Juan es una tragicomedia de Molière en cinco actos estrenada el 15 de enero de 1665.

Fragmentos:
"Doña Elvira: ¡Infame! Ahora acabo de conocerte; pero es, por desgracia, cuando ya ho hay remedio, cuando el conocerte sólo puede servir para desesperarme. Ten por seguro que no quedará tu crimen impune; ese mismo cielo del que haces burla, me vengará de tu perfidia."

"Doña Elvira: ¡Basta! No quiero oír más y hasta me acuso de haber escuchado demasiado. Es cobarde quien permite que le expliquen su deshonra punto por punto. Un corazón noble se decide a la primera palabra. No esperes que prorrumpa en insultos y reproches. Mi cólera no se exhala con palabras vanas; antes guarda todo su calor para la venganza. Te repito, pérfido, que ha de castigarte el cielo por la ofensa que me haces. Y si no hay en el cielo nada que pueda infundirte temor, teme al menos la cólera de una mujer ultrajada."

"Don Juan: ...Por más que se sepan sus intrigas y se les conozca a ellos como son, no dejan de disfrutar de la consideración general. Con humillar de vez en cuando la cabeza, lanzar algún que otro suspiro de mortificación o poner los ojos en blanco, tienen perdonados todos los desmanes que puedan cometer."

Me encanta esta forma de hablar.

Tartufo es una comedia en cinco actos escrita en versos alejandrinos y estrenada el 12 de mayo de 1664.

Fragmentos:
"Mariana: Matarme, si me lo impiden.
Dorina: ¡Admirable! No había caído en esta solución: os matáis y salís de apuros. Maravilloso es el remedio, por cierto. Me indigna oír hablar así.
Mariana: Por Dios, Dorina, no te enojes conmigo. ¿No te dan pena los disgustos ajenos?
Dorina: No me dan pena los que dicen simplezas y se acobardan ante las dificultades, como vos ahora.
Mariana: ¿Y qué he de hacer? Soy tímida.
Dorina: Pero el amor exige razones."

"Dorina: ¡No! ¡A fe mía que os van a tartufear!"

"Valerio: Creed que haré cuanto pueda por hallarlo. Un corazón que nos olvida compromete nuestra fama. Por eso debemos poner todo nuestro afán en olvidarlo, o en fingirlo al menos, si es que no lo logramos: dar pruebas de amor a quien nos deja es una cobardía que no se perdona nunca."

"Tartufo: Dios mío, antes de decir nada, tomad este pañuelo, por vida vuestra.
Dorina: ¿Qué?
Tartufo: Cubríos con él el pecho; no quisiera verlo. Son objetos esos que hieren las almas y engendran en las mentes pensamientos pecaminosos. ( Doy fe de ello, :) ).
Dorina: ¡Qué blando sois con la tentación y cuánto os impresiona ver la carne! No sé qué sofoco es ese que os entra; yo no soy tan pronta en desear, y os podría ver desnudo de arriba a abajo, sin que toda vuestra piel me tentara lo más mínimo."

"Dorina: Muy ancha es vuestra espalda, señor Leal. A fe que no le haría nada mal una tanda de palos."

"Sr. Leal: Hasta pronto. El cielo os conserve alegres."

Me encanta la Dorina.

2 comentarios:

K. dijo...

una obra de arte, insuperable
:)
por aquí andamos aún

Lucía Mon Amour dijo...

Me encantó.

Publicar un comentario