sábado, 25 de diciembre de 2010

No sé si alguna vez estaré con alguien que me guste tanto. No sé qué pinto después de todas las oportunidades y cualidades perdidas. No sé que tengo que ofrecer para que alguien lo demande. Sé que la vida es maravillosa y yo no estoy a su altura. Me voy a dormir, mañana comida familiar.
Quiero enviarte un mensaje, de locura del alcohol, como los viejos tiempos, de esos mensajes que tienen excusa porque "estaba bebida", pero esta semana no te soporto, y además pienso, "¿y si está embarazada? ¿y si es la mujer más feliz del mundo?", y me siento una estúpida. Yo te adoro, y siempre te recordaré, pero cuando pienso en lo fría y gilipollas que fuiste al final, sólo quiero olvidarme de ti y mandarte a tomar por culo.

2 comentarios:

La Abutrí de Getafe dijo...

Osea que la viste,la viste y no le dijiste ni hola????.
De veras a veces me gustaría estar a tú lado en un momento así,te arrastro del brazo si hace falta!!.

Un beso Uva.

Lucía Mon Amour dijo...

A mí también me gustaría que estuvieras, y no ayer, sino antes y me dijeras qué veías desde fuera, porque yo no sé ni entiendo nada. Nunca ví un problema que le gusten los tíos, yo no creo en las etiquetas, la veía tan por encima de mí... Al final llego a esta conclusión, si había algo raro entre ella y yo que pasó sin darse cuenta, es una cobarde como yo y si sólo jugaba es una petarda. Cuando ese tío apareció se jodió todo. Normal, no iba a estar soltera toda la vida...
Abrazo.

Publicar un comentario