viernes, 3 de diciembre de 2010

Empiezo a estar muy harta de la chulería norteamericana. Investigando y explorando llegas a entender el porqué de sus desgracias, la gente se cansa de que la pisen. Julian Assange los tiene bien puestos, y lo que realmente le importa al mundo es castigarlo, taparle la boca, encerrarlo por violador o a saber qué más. Somos como un puto rebaño de ovejas, creíamos que eliminando a Hitler, Franco o Mussolini, estaríamos libres de dictaduras, pero nada más lejos de la realidad, la dictadura a la que estamos sometidos es algo tan mundial, tan de arriba que creemos que controlamos nuestras vidas, ¿acaso se dan cuenta las hormigas de un terrario de gran tamaño que viven encerradas? Siento repulsión porque la corrupción está tan arraigada en tantos especímenes de diferentes profesiones que es como una puta tela de araña.
No conozco mucho del tema este del Wikileaks, pero es algo tan absurdo lo que oigo en las noticias referente a que su responsable debe ser castigado, como quién denuncia a un ladrón y lo castigan por ello. Sabemos que Julian Assange puede ser asesinado en cualquier momento con un montaje hollywoodiense, pero lo asumimos, lo aceptamos, lo vemos como algo normal, NO ES NORMAL. Asumimos que todo está tan sucio y contaminado que ¿qué vamos a hacer nosotros, unas simples hormigas? Buffffffffffffffffff. Pues no tengo puta idea, pero algo habrá que hacer.

1 comentario:

liachu dijo...

Joder, la gente esta pirada

Publicar un comentario