lunes, 8 de noviembre de 2010

¿Por qué las personas más crueles de este mundo siempre se escudan en Dios para hacer sus fechorías? No lo pillo. ¿Qué tendrá que ver lo espiritual con toda esa maldad?

2 comentarios:

La Abutrí de Getafe dijo...

Hola Uva.

Quiero decir en el post anterior que a veces no es lo que se rompe,por dentro en pareja,sino las pequeñas cosas que te unen como el dúo de amena lo que puede llegar a doler cien veces más,es una señal de una muerte anunciada.

Besos.

Lucía Mon Amour dijo...

Abutrí, lo de dar de baja el dúo de amena pasó meses después de dejarme, pero tienes razón, me dolió mucho más eso que el día que tuve que consolarla por dejarme. Abrazo.

Publicar un comentario