martes, 9 de noviembre de 2010

La Historiadora por Elizabeth Kostova

Novela publicada en 2005.
¡Esto es todo amigos!
Una carta dentro de otra carta, dentro de otra carta.
Demasiado ingenua.

Fragmentos:
"No hay motivos para que te enfades Paul -dijo-. En Hungría tenemos un proverbio: Si algo es imposible, significa que puede hacerse."
"La noche siguiente le encontré en el mismo lugar, como si no se hubiera movido desde que le había dejado. Corrí hacia él y me recibió en sus brazos. Cuando ya no pudimos besarnos más, extendió su chaqueta sobre el suelo y yacimos juntos. En aquella hora aprendí algunas cosas sobre el amor, momento a momento. De cerca, sus ojos eran tan azules como el cielo. Puso flores en mis trenzas y besó mis dedos. Me quedé sorprendida por las numerosas cosas que me hizo, y las cosas que yo hice, y sabía que estaba mal, que era un pecado, pero sentí que la dicha del paraíso se abría a nuestro alrededor."

No hay comentarios:

Publicar un comentario