lunes, 20 de septiembre de 2010

Me gustaba mi blog, poder diseñarlo a mi antojo, hablar de lo que me venga en gana, desahogarme conmigo misma sin que nadie me diga que ya le cansa mi autocompasión... Como un diario pero más bonito y fácil de acceder desde cualquier lugar y si me pasa algo que ciertas personas puedan conocer mis pensamientos, pero después resultó que se fue uniendo gente, y tu agonía se vuelve pública y volvemos a lo mismo, inonscientemente piensas en que tanta negatividad resulta cansina y últimamente ya me estoy cansando de descubrir que me copian día sí y día no, que es inevitable, lo que me raya es lo que copian, comentarios y cosas personales, que yo sepa lo que escribo no es poesía...
No lo entiendo. Y pienso que todo esto es una chorrada, y que Lucía está genial, con su furgoneta y sus mierdas, y que la Rotenmeyer ni siquiera se acuerda de nuestros días buenos, cosa que en este momento me da igual pero quizás dentro de una hora me joda, y que por mucho que exprese aquí lo que siento o lo que me gusta, eso que está tan de moda ahora con facebook o tuenti: "autoexhibirse", pero aquí es más bonito; todo eso no me va a hacer recuperar mi vida o por lo menos mi calidad como persona.

3 comentarios:

marjarita dijo...

seguro q a mucha gente le ayuda lo q escribes, como lo escribes y con la intensidad q lo haces. yo soy una de ellas, porque a veces no sabes como expresarte... estoy muy orgullosa de ti y de tu blog

K. dijo...

¿?

Lucía Mon Amour dijo...

Marjarita, me dejas...
Últimamente estás muy romántica..., tenemos que dejar de quedar tanto...

Publicar un comentario