domingo, 8 de agosto de 2010

A veces me miro en el espejo y sufro ataques de pánico. Porque no me reconozco en esa imagen reflejada. Me busco y no estoy en mi pelo, ni en mi mirada, ni en los hoyuelos de mi cara, ni en la tranquilidad de ya me preocuparé mañana, ni en mi cuello, ni en mi espalda, ni en mi culo, ni en mis piernas, ni siquiera en mis labios... y mucho menos en mis pensamientos. Hay días en los que digo: no todo está tan mal, pero vuelvo a caer porque cuando todo está mal piensas que en realidad no es para tanto, pero cuando tienes esperanza piensas que quizás no la haya.

2 comentarios:

niña imantada dijo...

Tú entrada me recordó esta canción.
http://www.youtube.com/watch?v=8Sb19Pjdt70
Yo buscaría dentro, en lo que te gusta, en disfrutar de ti misma, entonces puede que sí te encuentres, y de ahí a verte en tus ojos hay un pequeño paso.

Lucía Mon Amour dijo...

Conozco la canción, la tengo por ahí abajo en entradas anteriores. Abrazo.

Publicar un comentario