jueves, 29 de julio de 2010

Hoy soñé contigo, que me besabas, era un beso inesperado, tan suave, pude sentirlo como si estuviera allí de verdad, duró poco, pero esa sensación en mi boca me hizo recordar que aunque todo se fuera al carajo nuestros besos eran perfectos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario