lunes, 28 de junio de 2010

Me resulta bastante ilógico y de humor negro que con todos estos fallos arbitrales que están ocurriendo en el mundial de fútbol, y en muchos otros deportes, en vez de ayudarse de la tecnología para ser justos y ecuánimes, escuche a uno de los responsables (del estadio) decir en rueda de prensa que esas imágenes de las repeticiones nunca debieron mostrarse en las pantallas del estadio, WHAT? Es como decir: la próxima vez que robe intentaré apagar las cámaras de seguridad. Y no sólo esto, resulta que dice otro tipo importante en el fútbol, que es mejor así, que lo que alimenta el fútbol es la polémica, y si los árbitros tuvieran más tecnología para ser justos no daría tanto morbo el fútbol. ¿De qué coño estamos hablando? Esto es insultante. Y te lo dicen a la cara, sin disimular. Es muy triste dedicarse a algo en la vida sabiendo que nunca podrás ganar y no porque no lo merezcas, sino porque siempre hay alguien haciendo trampa. De lo de Hamilton ya ni hablo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario