viernes, 11 de junio de 2010

besar tu boca es el placer más grande
tus labios, suaves
esa humedad,
tu lengua,
a veces tus dientes
¿cómo pude estar tan cerca y no morirme?
seguí respirando, pero me acechó la locura
¿por qué el paraíso estaba hecho para mi?
no aceptarlo me costó la vida

No hay comentarios:

Publicar un comentario