martes, 25 de mayo de 2010

Me da puto asco la gente que esconde pelis porno bajo títulos de películas infantiles sobre todo, pero también bajo otras que no son tan infantiles y que no tienen que ver con el tema. Me repugna. Vale que no es para estar orgulloso esto de bajar pelis, que ya dije que a mi no me gustan las pelis de internet, sólo cuando no queda otra opción, pero me apetecía volver a ver el último episodio de Perdidos, me puse a descargarlo del Ares, y antes de terminar la descarga le dí a previsualización, y me aparece como primera imagen un tío metiéndosela a una visto desde atrás, enfocado y con las pelotillas colgando. Pura repugnancia, me puse de una mala leche, ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh!!!!. Y algo peor fue cuando una amiga quiso bajar Kung Fu Panda para una niña y la misma mierda, pues menos mal que se le ocurrió verla antes. ¡Cuánto enfermo!

2 comentarios:

La Abutrí de Getafe dijo...

Uy,a mi me ha pasado varias veces ya...lo que pasa es que a mi el porno es que no me dice nada...ese movimiento mete-saca es de lo más aburrido...con las cosas diferentes que se pueden hacer esas pelis hacen que el sexo sea algo mecánico y aburrido!!.

Saludos.

Lucía Mon Amour dijo...

A mi me encanta la sensualidad, el morbo, pero esas pelis son como una clase de anatomía. Lo sexy es otra cosa. A mi me pone más ver, por ejemplo, como una boca se acerca a otra por primera vez, o una mirada y no eso. Y menos verle las pelotillas a un tío. ¡Ay Maruchi, cómo echo de menos aquello!

Publicar un comentario