sábado, 8 de mayo de 2010

La frustración y la desidia que siento ahora mismo en mi vida está muy bien representada por el papel de Kate Winslet en la película Revolutionary Road. El desear escapar de una vida monótona y aburrida, y querer entregarte a algo nuevo que nunca llega, sentir la vida, no seguir la corriente, pero que al no llegar esa vida tampoco tienes la certeza de cómo sería, de si esa opción sería la correcta, entonces sólo piensas en ella como la verdadera vida, y la actual te desgarra, aún siendo mejor que otras vidas. Ya no puedes soportarlo. Y te consumes pensando en cómo llegaste a esto y que la vida que te espera es la no vida. Pero el hecho de no querer seguir la corriente, de no actuar como los demás, me llevó al mismo camino que quería evitar. Cuando ví la película sentí ese dolor, esa frustración, esa agonía y dudas y desdén por esa vida que la protagonista sentía, se fue alimentando de ese sueño de la otra vida hasta que ya no podía concebir su vida anterior, yo pude sentirlo. Pero no todo el mundo es capaz. Muchas personas pensarán más acorde con la idea de que la vida no es soñar y que hay que vivir en la realidad y dejarse de imaginaciones. La verdad es que ya no tengo ni puta idea de lo que es la vida. Antes era pasional, y aunque era cobarde creía en vivir la vida con sentimiento, sentir, no aferrarte a normas sociales, pero ahora ya no creo en nada. El no aferrarme a normas sociales me llevó a no tener nada. y mi cobardía para vivir apasionadamente me llevó a nada de nada.

                                                                                   Vídeo creado por trailerscine

2 comentarios:

La Abutrí de Getafe dijo...

Hola Luci.
Voy a dejarte mi comentario como si fuese una carta que escribo a una buena amiga.
Para empezar trasladaré mi puffff del anterior post para explicarte que cada vez que te leo siento como tienes enquistado algo dentro de tí llamado desamor,algo mi querida amiga que si no lo sacas de tu interior lo único que conseguirás será ser infelíz toda tu vida.
Mata el tiempo de luto cuanto antes ya que la vida solo te dá una oportunidad.
Dime la verdad...¿Deseas vivir o morir lentamente mientras consumes tus seguntos,minutos y horas sumergida en ese resentimiento?.
Solo puedo decirte unas pocas palabras que espero llegues a sentir...y es que la vida es lo único que merece la pena vivir!!.
Y te está esperando.
Sal y presentate a ella de una vez!!.

Con cariño.

Abutrí.

Lucía Mon Amour dijo...

Gracias por tus palabras Abutrí. Amo la vida, pero no sé por donde cogerla. No sufro por Rotenmeyer, pero es lo único interesante que me pasó en los últimos años, por eso lo recuerdo, lo que realmente echo de menos es a aquella Andrea que conoció y que ya no soy. Era un diamante sin pulir y me perdí entre tanta mierda. Estoy jodida por mí, no por amor. El amor influyó en su momento en no dejarme ver la realidad. Y además el sitio en el que vivo ahoga a cualquiera con mente abierta. Un abrazo. No sé cómo a veces lees lo que escribo siendo tú, lo que me transmites, tan libre y optimista, menos por lo de la pistola... Jaaaaaaaa. Dices que la vida sólo nos da una oportunidad, y yo siento que la perdí. No soy capaz de ver más allá de mis narices.

Publicar un comentario