martes, 27 de abril de 2010

No estoy mal por Rotenmeyer ni por Lucía. Hoy soñé con Lucía. Estoy mal por mí, porque ya nunca podré ser yo. Exprimirme al máximo. Me miro en el espejo y me doy para atrás. ¿Cómo fue posible abandonar mi vida de esta manera? Supongo que pensaba que como la vida me daba igual siempre sería así. Pero ya no lo soporto. Pienso en todas las reuniones familiares, en todas las ocasiones perdidas, no siendo nunca yo. Y ahora es tal la acumulación de mierda que es imposible sacarla de un lavado. Mucha gente no se da cuenta de que lo único que importa es tenerse a uno mismo, y todo vendrá después. Piensan en casas, coches caros, adornos en general, y lo único verdaderamente importante es tenerte a ti, estar bien contigo mismo y serás dios. Pienso en todas las cosas que podría conseguir y no me motivan, porque nunca me devolverán quién era yo. Me siento como el chico de la película "Pequeña Miss Sunshine" cuando descubrió que ya nunca podría cumplir su sueño. ¿De qué sirve llenar ese vacío con otro tipo de sueños si el que quieres es ese?

2 comentarios:

brjilla dijo...

Es curioso, hoy he visto que me has dejado un mensaje en mi blog y he entrado en el tuyo por curiosidad, encontrándome con ésta entrada... lo curioso es que yo también tengo la sensación de que he dejado de ser yo, pero la diferencia es que creo que yo sí que podré volver a ser yo misma, y estoy segura de que tu también.

Costará algo más o algo menos, pero si luchas por volver a ser la persona que eras, por ser tu misma no tengo duda alguna de que lo conseguirás.

Habrá sueños que cumplas y sueños que no puedas, bien por ti, bien por otros o por las circunstancias, pero no por ello tienes porqué dejar de ser tu.

niña imantada dijo...

Yo me sentí así hace unos meses. Ahora lucho por volver a ser yo.
Es díficil cuando te han machacado el corazón, somos tan imbéciles que acabamos por culparnos de alguna manera.
Pero es lo que tú dices, al final, sólo nos tenemos a nosotras mismos, así que hay que luchar.
Poco a poco voy sintiendo que me quiero, que me gusto, y que los demás también se alegran de que haya vuelto :)

¡ÁNIMO!

Publicar un comentario