martes, 2 de marzo de 2010

Se me dió por ordenar unos cajones y encontré un papelito con un fragmento de Cortázar que me encanta, este:
Toco tu boca, con un dedo toco el borde de tu boca, voy dibujándola como si saliera de mi mano, como si por primera vez tu boca se entreabriera, y me basta cerrar los ojos para deshacerlo todo y recomenzar, hago nacer cada vez la boca que deseo, la boca que mi mano elige y te dibuja en la cara, una boca elegida entre todas, con soberana libertad elegida por mí para dibujarla con mi mano por tu cara, y que por un azar que no busco comprender coincide exactamente con tu boca que sonríe por debajo de la que mi mano te dibuja.

2 comentarios:

La Abutrí de Getafe dijo...

Desde los bordes de tu córnea boca
a mi abierto regazo
mi propia sangre escurre,
como el orvallo cae sobre la grieta
que guarda el manatial donde nace el río´
río que de la nube luego brota,
nube que vuelve al río gota a gota.

Besos.

Lucía Mon Amour dijo...

Jaaaaaaaaa. Abrazo.

Publicar un comentario