viernes, 26 de marzo de 2010

Echo de menos la belleza de mi mirada cuando estoy enamorada, los días compartiendo contigo comidas familiares que nunca existieron, las noches de hotel en otros países en los que nunca estuvimos, acostarme cada día sintiéndote a mi lado y levantarme sabiendo que sigues allí, besar todo el espacio de tu cuerpo hasta saber de memoria que lugar ocupa cada lunar, tu olor en el aire, todos los conciertos, obras de teatro, exposiciones y demás eventos a los que nunca fuimos, tu risa viendo la tele en el sofá de nuestra casa imaginaria, tus lágrimas al ver nacer esa cosita tan maravillosa que nunca llevé dentro, la cremita en tu espalda bajo el sol en la playa y tus labios salados que nunca besé, los días que estabas a mi lado esperando mi turno en el médico al que nunca fuí, el día que cogí tu mano para ponerte un anillo que nunca compré...

1 comentario:

Anónimo dijo...

que cosas mas bonitas escribes.Dios le da pan a quien no tiene dientes

Publicar un comentario