viernes, 12 de marzo de 2010

Ayer estaba en el trabajo y un sabor vino a mi paladar, pero fue una cosa de segundos, como cuando quieres decir una palabra y la tienes ahí por un instante en la punta de la lengua que casi la saboreas, pero no te sale, pues algo parecido. Ese sabor que pasó por mi boca un momento a través de los misterios de la mente, era el sabor de un helado Avidesa de hace 20 años. No sé si con el paso del tiempo desfiguré la realidad de ese helado para ponerlo en un pedestal, ni siquiera sé su nombre ni cómo era, creo que tenía 3 sabores y uno era como verde, pues ese sabor, el del trozo verde es el que me vino a la memoria así sin más. La verdad es que me gustaría volver a probar ese sabor para decir: "sí, es este", pero nunca más volví a saborear algo parecido, y son tantos años que no sé si esa sabor existió o es cosa de mi imaginación. Luego también estaban los helados de hielo que eran súper baratos, 25 pesetas,  y los había de tres sabores, normalmente los hay de naranja o limón y cola, pero el de Avidesa era de chocolate en vez de cola y creo que de fresa también había. Qué ricos! Ahora nada sabe a nada. Mi yogur favorito de la infancia: el de vainilla de Larsa, ahora lo compro y no sabe ni parecido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario